martes, 2 de enero de 2007

Fugazi, Repeater (1ª parte)

FUGAZI
REPEATER
DISCHORD
1990








No me gusta nada cuando se acusa a Fugazi de falta de sentido del humor, más que nada porque siempre tengo la sensación de que dicha acusación en realidad esconde un intento de desactivar o por lo menos pasar por alto el contenido político de la banda. Bah, prejuicios, ya sabéis, igual que los que les acusan de sermonear durante los conciertos. Volveré más abajo a hablar de esto, pero aquí solo quería decir, para comenzar, que para ser una banda que no tiene sentido del humor a mí me hacen bailar a los pocos segundos de escuchar cualquiera de las canciones de este Repeater, por ejemplo, y me cuesta creer que un grupo sin sentido del humor pueda ser bailable.


Supongo que los detalles más o menos de contexto ya os los sabéis de sobra: Fugazi, formados en 1987 por Ian MacKaye tocando la guitarra y cantando, Joe Lally al bajo, Brendan Canty a la batería y Guy Picciotto, en un principio solo como cantante, y más tarde también como guitarrista. El pasado de la banda, también os lo sabéis de memoria: Minor Threat, Dischord, Embrace… ¿y el significado del nombre?, pues es una palabra de la jerga militar estadounidense en la época de la guerra de Vietnam que más o menos viene a decir “Estamos jodidos”, y que en realidad es un acrónimo de Fucked Up, Got Ambushed, Zipped In.

Pero, volviendo al tema de la ideología de Fugazi, si por algo Repeater es destacable es por lo bien que llegaron a coordinar la banda de Washington DC sus posturas y prácticas políticas con su relación tanto con los oyentes de su música como con todo lo relacionado con la industria discográfica. De lo que se trata a la hora de hablar de esta banda es, en definitiva, de aquello que decía Godard sobre el cine y que también es perfectamente aplicable a la música: el director francés decía que más importante que hacer cine político es hacer cine políticamente. Y en eso estaban –¡están, en teoría no están separados, aunque en la práctica...!- los Fugazi, con su postura hacia los precios de las entradas de sus conciertos –menos de cinco dólares, para no robar a los fans y para que pueda ir un gran número de gente sin que el precio sea un inconveniente- o con su decisión de evitar tocar en locales que prohíben la entrada a menores. En lo que respecta a las canciones de Repeater, nos encontramos con un disco con un comienzo espectacular, no es que la segunda parte sea realmente inferior, pero lo cierto es que las primeras canciones son una sucesión de temas solidísimas, sin absolutamente ningún pero, como la inicial “Turnover”, sobre la pasividad de la gente ante los problemas sociales y que solo reacciona en casos muy extremos. Pero en donde hay que buscar la grandeza de esta canción es precisamente en uno de los rasgos más característicos de Fugazi: los cambios de ritmo y la alternancia entre pasajes más agresivos y otros más calmados, que en esta canción estaban además perfectamente justificados porque así representan tanto la pasividad que se denuncia como la llamada a la acción que se demanda. Por eso la primera canción de Repeater es un mazazo, porque al combinar esos dos sentimientos de pasividad y agresividad o acción sin que la canción quede descompensada o deslavazada –muy al contrario, suena granítica y contundente como pocas en el disco- los Fugazi estaban marcando más claramente todavía un camino ya iniciado en grabaciones anteriores, más allá de los límites del hardcore en el que Minor Threat habían nacido. Unos límites, por cierto, que me inclino a creer que la banda veía como autoimpuestos por la propia escena y que, por tanto, había que cuestionar si se quería asegurar sus supervivencia, y de ahí, por ejemplo, su actitud en contra del slamdancing, que ellos veían como una forma de arrinconar a las mujeres en sus conciertos y, por tanto, no se cansaban de protestar por ello en sus giras.

Otras dos canciones en este disco, “Merchandise” y “Blueprint”, apuntan directamente a lo que decía anteriormente al respecto de que Fugazi no solo es una banda política, sino un grupo que hace discos políticamente. La primera, termina diciendo no te debemos nada, tu no tienes control, no eres lo que posees y en la segunda cantan no importa qué es lo que se está vendiendo sino lo que tú estas comprando. Ambas atacan directamente a la industria discográfica, tanto a los muchos intermediarios que quieren sacar tajada entre banda y público, como a las empresas de merchandising -con las que nunca han trabajado: no existe merchandising oficial de la banda-, como el propio público, también responsable de lo que compra y por qué lo compra. Si es que no solo se pueden hacer discos políticamente, también pueden comprarse políticamente, y por eso dersde su sello Dischord ellos intentaban controlar el precio de venta de sus discos, al menos en los EEUU. Por ejemplo, en mi ejemplar de Repeater en cd, en la parte trasera, viene escrito: "diez dólares gastos de envio incluidos en los EEUU".


Y, para terminar esta primera parte, como los conciertos de Fugazi son especialmente memorables (supongo que ya habrán visto Instrument), ahí va Repeater en directo:

8 COMENTARIOS:

Héctor dijo...

Leí en algún lado que el nombre era contracción de "Fucked Up Situation", pero no me acababa de cuadrar, claro. Lo que tú dices sí (claro).

Pepo dijo...

No sé si escuché o leí en algún sitio que lo de FUGAZI venía porque era la categoría más sólida dentro de los diamantes. Nunca me convenció, pero tampoco consulté nada al respecto. En cualquier caso, se agradece la ventana que has abierto.

En cuanto a lo que comentas:
1. Prefiero un grupo sermoneador que otro que no tenga nada, pero nada, que decir. Una de las reglas más violadas del hardcore/punk es la comunicación. Y la comunicación es importante, vaya o no acompañada de acordes de guitarra.

2. El sentido del humor queda bien reflejado en el DVD de la banda, Instrument, en numerosas ocasiones. Me acuerdo de cuando van a comprar a un supermercado nocturno en medio de una gira o cuando graban sus voces en un pianillo electrónico y las reproducen al doble de velocidad.

Iván Conte dijo...

También me temo que los que les acusan de falta de sentido del humor son los mismos que abucheaban a Beat Happening cuando fueron sus teloneros...

Es verdad, en "Instrument" sale todo esto muy bien. Es que menudo peliculón, por cierto.

lautaro dijo...

Todo lo que dices es muy cierto. Cabe destacar que tampoco son monjes devotos; el tema "nice new outfit" es claro al respecto, ya que habla de una relacion casual.

xg.maurix@hotmail.com dijo...

La palabra FUGAZI : la sacaron del libro de fasiculos "NAM" , el cual habla en un caitulo de todo tipo de jergas que se hablaban en vietnam.. FUGAZI es: " a fucked up situation" ... pienso que lo que escribiste de fugazi es bastante verdad, pero tambien pienso que es algo esctricto al reverendo pedo, ya ue FUGAZI termino de tomar forma a fines de los 80 y principios de los 90, donde la generacion X nacia... no tenia mucho con que competir a la par de bandas como janes addicttion o smashing pumpkins , donde estos hablaban de baguear y vandalear y un pensamiento bastante hippie... FUGAZI, una de las mejores bandas de la histroia de la musica, lo unico malo fue que no se ubico en el tiempo y espacio correcto , creo que una banda como FUGAZI hoy cambiaria muchas mentes y a muchos punks cuadrados o hardcore cuadrados ( ya que ellos tambien lo escuchan)....
saludos muy interesante lo que has escrito

saludos desde Argentina
Guille!

retrovertigo dijo...

fugazi .. una de las mejores bandas esteticamente son grandes creadores , una de mis grandes influencias musicales, se le suele acusar de falkta de sentido de humor, pero en realidad, no podemos estar riendo siempre en esta sociedad tan ab2urda , todo esta demasiado fugazi.. todo esta tan jodido!!!!!!!!!!!

aa se me olvidaba , el dvd instrument , no sabes en donde puedo conseguir los subtitulos?
saludos muye buena reflexion ..

Fool for a life time dijo...

muy weno loq hablaste de fugazi es una banda q me encanta su musica




incluso fueron fuente inspiradora de cobain y eddie vedder


pa mi unas d elas mejores bandas de los noventa

Andres dijo...

A mis 39 años sigo escuchando a esta gran banda que fue una parte muy importante de mi vida junto a Minor Threat, GBH y Pixies a la cabeza. Gracias por todo lo comentado y concuerdo con todos ustedes.
Lastima que no los pude ver cuando estuvieron por aca.
Andres (El dia que deje de escuchar estas bandas matenme porque serè muy viejo y sordo)
Bs.As